ARTÍCULOS DE ACTUALIDAD
Ultimas Noticias
Pin It

Widgets

10 impresionantes consejos que todo cristiano soltero debe saber antes de casarse
jueves, 15 de junio de 2017 Publicado por David Pache

10 Cosas que Usted Debe Saber Sobre Ser Soltero(a)

1. El matrimonio no hace la vida más fácil.

Quizás la mayor tentación en la soltería es asumir que el matrimonio satisfará nuestras necesidades insatisfechas, resolverá nuestras debilidades, organizará nuestras vidas y desatará nuestros dones. Lejos de la solución, Pablo (en 1 Corintios 7) hace que el matrimonio sea una especie de Plan B problemático para la vida y el ministerio cristiano. Cásate si debes, pero ten cuidado de que seguir a Jesús no es más fácil cuando te unes a otro pecador en un mundo caído.

Mientras que el matrimonio puede traer alegría, ayuda y alivio en ciertas áreas, inmediatamente multiplica nuestras distracciones, porque somos responsables de esta otra persona, sus necesidades, sueños y crecimiento. Es un llamamiento alto y un buen llamado, pero demandante que nos mantendrá de todo tipo de otras cosas buenas.

2. Usted tiene un propósito independientemente de su estado de relación.

Cada persona en el planeta fue hecha para decir algo acerca de Dios. El Creador y Sustentador del universo hizo a cada uno de nosotros, y nos llenó, junto con los otros siete mil millones de personas en el planeta, con un propósito. La mayoría de nosotros tenemos dificultades para creer que fuimos creados por alguien y por algo mucho más grande que nosotros mismos. Somos criados, entrenados y la pasamos en un mundo mucho más pequeño, un mundo centrado en nosotros mismos y que llega tan lejos como podemos ver.

Pero Dios nos hizo a ti y a mí para mucho más que el matrimonio, los negocios o cualquier otra cosa que cada uno pudiera elegir para nosotros. Si nos perdemos esto, corremos el riesgo de perder nuestras vidas corriendo en direcciones equivocadas, persiguiendo sueños lamentables, y sirviendo a pequeños dioses. Sin embargo, cuanto antes respondamos a las preguntas más importantes acerca de nuestra vida, mejor responderemos a todas las más pequeñas, como el que estudiaremos, dónde vamos a trabajar y con quién nos casaremos.

La vida es corta, y todo lo que tenemos y vemos aquí está pasando. Todo excepto Jesús.

3. El tiempo está de su lado.

Si Dios te lleva a casarte, nunca volverás a conocer un tiempo como en el que estás en este momento. Una temporada de soltería no son las ligas menores del matrimonio. Tiene el potencial de ser un período único de devoción indivisa a Cristo y ministerio sin distracción a los demás.

Con el Espíritu en ustedes y el calendario claros, Dios les ha dado los medios para hacer una diferencia duradera para su reino. Todos ustedes han sido vestidos, teniendo todas las bendiciones espirituales en los lugares celestiales (Efesios 1:3), para ir literalmente por todas partes.

4. Necesitas la iglesia.

Unirse a una iglesia es una de las cosas más radicalmente contraculturales y espiritualmente beneficiosas que puedes hacer en la vida no casada. Cuando todo el mundo de tu edad se niega a ser atado y se resiste a ser responsable, someterse a un cuerpo de creyentes. Coloca una estaca en el suelo y dile al mundo entero que perteneces a Jesús, que tu vida es suya, y que estás dispuesto a estar con otros para ayudarte a estar firme en eso.

5. Usted puede ser amigo de la gente casada.

Cuanto más tiempo no esté casado, más tiempo tendrá para aprender sobre el matrimonio de los éxitos y fracasos de otras personas. Mientras que usted no puede evitar su propio conjunto de errores y faltas maritales, ciertamente puede aumentar las probabilidades de éxitos, pequeños y grandes, al ser un buen estudiante de antemano.

Busque oportunidades para ser una parte regular de la vida de una persona casada y su familia. Si no está lo suficientemente cerca para ver cualquier fealdad o desorden, es posible que no esté lo suficiente. No se imponga a la gente, pero no tenga miedo de iniciar la conversación tampoco. Ofrézcase a cuidar niños en la noche de paseo o ayudar con el trabajo de jardín o traer una comida cuando uno de los niños se enferma. Luego sea un estudiante. Haga preguntas. Tome notas sobre qué imitar. A medida que las Escrituras nos están moldeando la mente y el corazón para el matrimonio, necesitamos ejemplos de matrimonios defectuosos pero fieles.

6. El plan de Dios para ti no es todo acerca de ti.

El evangelio es una historia para ti, pero no es una historia sobre ti. Esta buena noticia -la noticia que te rescató del infierno y te prometió al cielo- no era acerca de que Dios te hiciera feliz sin él y su gloria, sino de satisfacerte ahora y para siempre El mismo. Te amaba lo suficiente como para darte a Si mismo.

¿Por qué Dios te salvó? No sólo para que pudieras escapar del infierno o aliviar algo de vergüenza y pesar, ni siquiera para poder entrar al cielo. Dios te salvó por Dios. La Biblia dice que Dios te amó, te eligió, te salvó y te hizo suyo “para la alabanza de su gloriosa gracia” (Efesios 1: 6).

7. Haz de Jesús tu mayor tesoro. . . . . no una relación.

La mayoría de la gente se esforzará por sobrevivir a la soltería y esperar a tomar en serio acerca de Jesús y su misión más tarde, cuando las cosas se han establecido en la vida. Unos pocos valientes desarrollarán hábitos aún no casados ​​de conocerlo profundamente y compartirlo libremente, probablemente mucho más allá de lo que podríamos hacer después del día de nuestra boda. La soltería tiene el potencial de ser un jardín -o un gimnasio, una cocina o una escuela- para una devoción sin distracción hacia Jesús, a diferencia de cualquier otra temporada de nuestras vidas. Para creer eso, necesitamos aprender algunas cosas sobre esta vida. Aquellos que viven para la gloria de Dios -que viven para la próxima vida en ésta- sentirán una urgencia persistente, incluso dolorosa.

El trabajo que tenemos que hacer, en nuestros propios corazones y por el bien de los perdidos, es el trabajo más importante que se ha hecho en la historia. Ahora desarrollamos músculos espirituales diciendo, con todo lo que tenemos y hacemos ahora, que Jesús es nuestro mayor tesoro. La vida es corta, y todo lo que tenemos y vemos aquí está pasando. Todo excepto Jesús.

8. No olvide su llamado.

Somos salvos para salir al mundo para la gloria de nuestro Jesús, para darle a conocer -soltero o casado- como nuestro Señor, Salvador y el mayor tesoro. La redención es un rescate que salva vidas, pero también implica una profunda remodelación y reutilización. La conversión es sobre la comisión, no sólo la salvación, porque no somos salvos para ser salvos, sino salvados para ser enviados.

9. Recuerda que tu Padre celestial sabe lo que necesitas.

Ese Todopoderoso Dios de santidad y misericordia no es sólo un juez o un rey, sino que es un papá. Él vigila y te ama como uno de sus propios hijos o hijas. Tienes un Padre todo-sabio y todopoderoso en el cielo, que sabe todo lo que necesitas y promete entregarlo precisamente cuando lo necesites. Jesús dice:

Por eso os digo, no os preocupéis por vuestra vida, qué comeréis o qué beberéis; ni por vuestro cuerpo, qué vestiréis. ¿No es la vida más que el alimento y el cuerpo más que la ropa?… Porque los gentiles buscan ansiosamente todas estas cosas; que vuestro Padre celestial sabe que necesitáis de todas estas cosas. Pero buscad[c] primero su reino y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.” (Mateo 6:25, 32-33)

Dios está con nosotros, y él cuida de nosotros. Antes de que Jesús saliera de la tierra, cuando comisionó a sus discípulos a entrar en un mundo oscuro con la esperanza del evangelio, les dice (y a nosotros): “Yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo” 28:20). La riqueza y el poder infinitos de Dios se encontrarán y proveerán al pueblo débil y sufriente de Dios con la compasión y el cuidado implacable de Dios cuando se aferran a la Palabra de Dios, especialmente a sus promesas.

10. La oración es combustible.

Dios quiere que nuestras vidas – casados ​​o solteros, estudiantes o empleados, jóvenes o viejos – que corran con el poder de la oración. La oración alimenta el motor de nuestro corazón y nuestra mente. Necesitamos a Dios en y por medio de la oración más que necesitamos cualquier otra cosa. No haremos nada de valor real y duradero sin Dios, lo que significa que no haremos nada de valor real y duradero sin la oración.

Nuestra espera y anhelo debe ser moldeado y lleno de oración. Nuestra búsqueda de propósito y dirección en la soltería debe comenzar con la oración. Nuestra búsqueda del gozo debe ser un viaje de oración.a

Por Marshall Segal, evangelio.blog; adaptado por Cristianos al Día

La entrada 10 impresionantes consejos que todo cristiano soltero debe saber antes de casarse aparece primero en Actualidad Cristiana.



from Actualidad Cristiana http://ift.tt/2trzL8S

David Pache

Gracias por su visita..!

0 comentarios for "10 impresionantes consejos que todo cristiano soltero debe saber antes de casarse"

Déjanos tus comentarios

Upata Digital

Video del Momento

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...