ARTÍCULOS DE ACTUALIDAD
Ultimas Noticias
Pin It

Widgets

Así empieza la infidelidad, contado en primera persona
jueves, 22 de junio de 2017 Publicado por David Pache

Una relación monógama implica compromiso. Al menos el de no intimar con otras personas. No obstante, muchos de nosotros podemos señalar un momento, ya sea en nuestras vidas o en la de otras personas, en el que esa confianza indispensable se quebró.

Así empieza la infidelidad, contado en primera persona

Quizá nos engañaron, o fuimos nosotros los que pusimos los cuernos. Si alguna vez lo has experimentado, o lo has visto en la televisión o en las películas, la excusa suele ser la misma: “Simplemente… sucedió”. No arregla (ni explica) mucho las cosas. ¿Por qué pasó? Los detalles se suelen ahorrar para no herir los sentimientos de la otra persona.

Sin embargo, un hilo reciente de la comunidad online Reddit está arrojando luz sobre el truculento tema, a menudo envuelto en mentiras y engaños. Los usuarios, hombres y mujeres, contestan a la misma pregunta: “¿Cómo empezó y acabó tu infidelidad?”. Las respuestas demuestran que quien pone los cuernos no suele ver la realidad tan blanca o negra como cabría esperar. Todo tiene sus pegas y matices, hasta la infidelidad. Recogemos los mejores comentarios, que bien pueden servir para no caer en el mismo error o para entender qué puede llevar a cometer un acto que provoca tanto dolor.

La relación ya estaba muerta

"Mi matrimonio era un fracaso. Me casé demasiado joven. Mi esposo era un hombre controlador y sexualmente reprimido. No nos respetábamos”, comienza una usaria harta de descubrir los intentos (sin éxito) de su marido de ligar por internet. Se sentía miserable, hasta que conoció a alguien en el trabajo: "Comenzamos con conversaciones inofensivas, nos hicimos amigos, encontrábamos excusas para mandarnos mensajes fuera del trabajo, empezamos a comer juntos aquí y allá… primero en grupo y luego solo nosotros dos. Pensaba en él todo el tiempo".

Ella sabía que se estaba adentrando en terreno peligroso, pero decidió no detenerse: “Siempre tuvimos cuidado. No hubo contacto físico hasta que un día en su coche se inclinó para ayudarme con el cinturón de seguridad y me besó. Fue lo más increíble que había sentido en mi vida. Durante las próximas semanas cada cena se convertía en una excusa para hacer el amor. Me sentía tremendamente culpable, nunca pensé de mí misma como el tipo de persona que ponía los cuernos. Así que se lo conté a mi marido antes de que el asunto fuera a mayores”. Reaccionó mal, aumentando su faceta de controlador: “Después de que le dijese a mi marido que quería un divorcio, él intentó destruir mi vida. Trató de que me despidieran, se lo dijo a todos mis vecinos y gente de la iglesia, publicó mi infidelidad en las redes sociales, con menciones a nuestros amigos y familiares, y amenazó con pegar a mi amigo. Ese amigo es ahora mi marido y llevamos 10 años juntos. Lo amo más que nada y respeto más que a nadie que haya conocido”. Por último, añade una posdata, por si no había quedado claro: “Comencé porque estaba casada con un idiota y la relación era un desastre, pero terminó bien para mí”.

Hay quien le echa la culpa a la inseguridad

“No quiero creerlo, pero dicen que una vez has puesto los cuernos no puedes parar, y yo ya he cometido infidelidades múltiples veces. Está mal, lo sé. Pero de verdad amaba a todo aquel con quien fui infiel. No tuvo nada que ver con esa persona, sino con mis propios problemas. Provino de mi inseguridad. No lo hace aceptable, pero es la realidad. Solo estoy siendo honesto”, señala bajo anonimato un usuario.

¿Demasiado jóvenes?

“Es como si los protagonistas de las historias de este hilo quisieran excusarse. Dicho esto, siento que no tengo excusas que ofrecer. Tenía 18 años años y había estado con mi novia unos tres meses, y durante ese tiempo me acerqué mucho a una amiga suya. Pronto comencé a dejar de querer pasar tiempo con ella. La razón por la que le ponía los cuernos en lugar de romper con ella era porque no quería ser la razón por la que rompieran su amistad. En resumen, era una situación difícil para todos, éramos jóvenes y no sabíamos cómo afrontar la situación”, dice ahora, desde la experiencia.

"Nunca le contaré lo que pasó"

"Cuando me enviaron a una misión internacional, mi mujer me engañó al menos tres veces. Ella fue la que me lo dijo. Le dolió muchísimo, y conseguimos superarlo. Unos años después, en el extranjero, comencé una relación con una compañera de trabajo. Duró seis meses. En ese momento, lo justificaba como si tuviese que ponerme a su nivel. Ahora me siento fatal. Lo hice, se terminó y nunca le contaré lo que pasó”.

Siguió siendo su amigo, de las dos

"Comenzó en las tutorías de matemáticas durante el instituto. Acabé viviendo una doble vida en la que todo lo que hacía con mi tutora lo acababa haciendo después con mi novia. Incluso me fui de vacaciones con ella y le dije a mi novia que me había ido a ver a la familia. Tras graduarme, corté con ambas y por algún tipo de brujería, incluso después de que se enteraran de sus respectivas existencias, seguí siendo amigo de las dos". Esto no lo consigue todo el mundo.

El amor de su vida

"Era joven. Unos 19 años y llevaba un año con mi novia. En el primer día de trabajo me encuentro a una chica que hizo que mi corazón saliera disparado. Ella me hizo creer en el amor a primera vista. Un par de semanas más tarde hicimos el amor y al día siguiente rompí con mi novia. Al cabo de un mes, se mudó conmigo. Eso fue hace 17 años. Ella duerme ahora en el piso de arriba, al lado de nuestra hija".

Fuente: El Confidencial

CC

Tags: 
Categoria: 


from Informe21.com - Salud y bienestar http://ift.tt/2tSKZmW

David Pache

Gracias por su visita..!

0 comentarios for "Así empieza la infidelidad, contado en primera persona"

Déjanos tus comentarios

Upata Digital

Video del Momento

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...