ARTÍCULOS DE ACTUALIDAD
Ultimas Noticias
Pin It

Widgets

Pedro J. Torres: La Megarexia, el mal de los gordos que se creen delgados
domingo, 30 de julio de 2017 Publicado por David Pache

En tiempos recientes ha sido relativamente habitual oír hablar, especialmente a través de los medios de comunicación, acerca de la anorexia nerviosa, un desorden alimenticio que se presenta habitualmente en adolescentes, especialmente en las mujeres, el cual se caracteriza por un miedo intenso a engordar y una imagen distorsionada del propio cuerpo, lo que arrastra a quien lo sufre a seguir una dieta exagerada y hacer ejercicio físico excesivo, generándose así un adelgazamiento extremo, no pocas veces mortal. Sin embargo, no es tan frecuente escuchar acerca de otro desorden alimenticio, más frecuente aún y totalmente opuesto al anterior, pero igualmente peligroso: hablamos de la megarexia, comenta y comparte la Fundación Torres-Picón.

Pedro J. Torres, con el ex presidente de México Felipe Calderón; ambos en favor de la cultura por la vida sana

La megarexia es un padecimiento descubierto muy recientemente, catalogado como desorden alimenticio apenas en 2009; se caracteriza porque se presenta en personas obesas las cuales, no obstante, se perciben a sí mismas como delgadas y perfectamente sanas; esta condición afecta tanto a hombres como a mujeres, en especial a mujeres entre los veinte y los cuarenta años de edad, y aunque no tiene un origen definido, se sabe que en su aparición influyen factores ambientales y psicológicos, como la autoestima.

Aunque algo habíamos adelantado en notas anteriores, ahora actualizamos y profundizamos más.

La incidencia de la megarexia en la población es sumamente elevada; un estudio llevado a cabo por la American Pshychiatric Association estimó que, en el mundo, el 85% de las personas obesas sufren megarexia, y se calcula que por cada persona anoréxica registrada existen al menos diez personas megaréxicas.

Como explica Dunia De Martini Romero, jefe del departamento clínico del Hospital de Psiquiatría Héctor Tovar Acosta del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), “ellos son conocidos como gorditos felices o satisfechos que se niegan a aceptar su condición física”.

Algunas de las conductas sintomáticas de la megarexia son la utilización de ropa holgada que disimule la figura del cuerpo, afirmar que toda la ropa les queda grande, el mirarse en espejos de cuerpo entero, el irritarse cuando alguna persona hace referencia a su alimentación, ignorar el propio peso o desconfiar del peso que marcan las básculas.

Como consecuencia de esto, señala la especialista, los megaréxicos llevan una vida totalmente desordenada en cuanto a sus hábitos nutricionales, no consumen alimentos saludables, sino que, por el contrario, “al no percibir su obesidad, siguen comiendo sin controlarse, tienen tendencia a comer comida chatarra, lo que no favorece su salud”.

En efecto, quienes padecen este mal comen sin preocuparse por la calidad de los alimentos que ingieren, los cuales generalmente son pobres en nutrientes y con elevados niveles de grasas y azúcares; esta falta de conciencia los lleva a desarrollar problemas de salud relacionados con la obesidad, como la diabetes, la hipertensión y enfermedades cardiovasculares. Adicionalmente, la mala calidad de los alimentos afecta el balance bioquímico del cerebro, lo que agrava aún más la distorsión en la forma que el megaréxico percibe su propia condición.

La psicoterapia y la terapia familiar son claves para hacer frente a la megarexia, sin embargo, la mayor parte de los pacientes acaban abandonando el tratamiento, precisamente porque no creen estar realmente enfermos.

Como medida preventiva, la experta aconseja desechar el concepto de que un niño gordito es un niño sano, “porque desde esa etapa se transmite la negación al sobrepeso”, e igualmente recomienda sembrar conciencia sobre “la importancia de tener un peso ideal”.

La prevención en salud es competencia y responsabilidad de todos. Como familia debemos atenderla y practicarla. En familia debemos estar unidos, ser responsables y cuidarnos entre sí. Apoyarnos en la identificación y uso de las oportunidades para nuestro desarrollo integral. Especialmente, tenemos que resguardar el estado físico, mental y emocional de los más pequeños, así como tomar en cuenta y cooperar con los profesionales de la salud, puntualizó Pedro J. Torres, en nombre de la Fundación Torres-Picón.

GF/EDC

Categoria: 


from Informe21.com - Salud y bienestar http://ift.tt/2u8Sg1y

David Pache

Gracias por su visita..!

0 comentarios for "Pedro J. Torres: La Megarexia, el mal de los gordos que se creen delgados"

Déjanos tus comentarios

Upata Digital

Video del Momento

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...