Joven cristiano sobrevive tras 49 días a deriva en océano