Pastores: “Arriesgaremos nuestras vidas por el Evangelio”