Ex satanista: “Sin una relación con el Espíritu Santo, el diablo nos mantiene esclavos”