“México podría seguir el camino de España e Italia”