Ángeles de la Autopista tienen cupo de gasolina para cubrir emergencias

Los Paramédicos Vías Rápidas aseguraron que sus ambulancias pueden surtir un día si y otro no. Hacen un llamado a funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y los ciudadanos a que le den prioridad a las unidades de atención de emergencias en las estaciones de servicio

Los Paramédicos Vías Rápidas de Caracas, mejor conocidos como Ángeles de la Autopista, aseguraron este lunes, 25 de mayo, que pese a la escasez de gasolina que vive Venezuela, sus ambulancias tienen el permiso de surtir sus unidades un día sí y un día no y confirmaron que tienen cómo responder ante las emergencias que se puedan desarrollar.

Wilbani León, jefe de los Paramédicos, indicó que todas los vehículos que atienden emergencias en Caracas están censados por el Centro de Comando, Control y Telecomunicaciones VEN911; quienes aún no lo están deben ir a la sede de este organismo en Coche, municipio Libertador. Explica que el acuerdo al que se ha llegado es que a las ambulancias privadas les surten dos veces a la semana, y a este equipo cada dos días.

Cada equipo de emergencia tiene actualmente una bomba asignada por el Gobierno Nacional. A los Paramédicos Vías Rápidas les toca surtir en la estación de servicio ubicada en la avenida principal de Maripérez, ubicada en el municipio Libertador. Cuando llegan, los funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) verifican que se trata de una de sus ambulancias, y aunque indican que este proceso no es tan rápido, una vez que les dan la luz verde logran llenar los tanques.

“Hay días que atendemos muchos servicios y se consume la gasolina. Entonces se le notifica al vocero del Ven 911 para que verifique en sistema que la unidad en realidad ha estado trabajando y nos asignan más combustible, no para llenar completo el tanque de la unidad, pero se soluciona”, asegura León.

Sobre el autobús ambulancia que también forma parte de los bienes de los Paramédicos, dicen que no han tenido inconvenientes, pues funciona a gasoil, y no hay escasez de este tipo de combustible. Con las unidades de rescate sucede lo mismo.

Según León, el inconveniente que tiene la institución actualmente es que no han logrado cupos de gasolina para los paramédicos que integran el equipo. Dice que esto es prioridad, pues necesitan equipar sus unidades particulares, para que los funcionarios puedan asistir a trabajar e irse a sus casas. Por ahora, como medida de solución, usan las cuadrilleras para hacer de transporte, pero esto genera mayor uso y desgaste de la unidad, pues muchos de los paramédicos residen en los estados Miranda, Vargas y Aragua.

León y su equipo hacen un llamado la reflexión a la comunidad y a los funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) asignados en las distintas estaciones de servicio de Caracas “«para que le den prioridad a las unidades públicas de atención de emergencia, sin restricción de la cantidad de combustible, pues las emergencias no tienen horario y de madrugada salen servicios, y no hay estaciones abiertas como antes”.

Daisy Galaviz/El Pitazo