Bayern, el equipo a vencer

La Bundesliga se reanuda este sábado con atención mundial, pero sin público en sus estadios, mientras los entrenadores se cubrirán con mascarillas. El partido más atractivo de la jornada es entre los conjuntos Dortmund y Schalke 04

La pandemia de coronavirus ha alterado prácticamente todo en el fútbol de Alemania, salvo las posibilidades del Bayern Múnich de repetir como campeón.

Con la mira puesta en octavo título consecutivo, el club bávaro sigue siendo el equipo a vencer.

Cuando la Bundesliga se reanude el sábado tras una suspensión de dos meses por la pandemia, Borussia Dortmund y Leipzig serán los principales perseguidores del Bayern.

El derbi regional entre Dortmund y Schalke -el partido más atractivo de la jornada- suele ofrecer un mosaico de amarillo y azul, con cánticos ensordecedores y despliegues de banderas en las tribunas.

Este sábado, sin embargo, las gradas estarán vacías y los entrenadores se cubrirán con mascarillas.

La paralización sin precedentes ha dejado a cada equipo en territorio desconocido. No hay forma de medir el nivel. Sin amistosos para ponerse a tono, los jugadores tendrán que sacudirse varias semanas de inactividad.

Algunos equipos -en particular el Bayern- han recuperado a jugadores lesionados. Pero el Dortmund acusa las bajas de varios titulares por molestias físicas.

Pelea por el título

El Bayern es el club más fuerte y rico de Alemania. Quedarse sin el título sería un desastre para un club, cuyo insaciable apetito de coronas es considerado arrogante por sus rivales.

Su volante Thomas Mueller resaltó la ambición del equipo. “Cuando percibo las sensaciones y emociones en los mismos partidos de entrenamiento en los últimos días, se confirma el hambre de volver a la competición regular”, escribió Mueller el miércoles en LinkedIn. “Como futbolistas profesional estamos entusiasmados de volver al césped verde. Jugar sin público desde luego que es un compromiso que a todos nos golpea en el alma y es una realidad a la que tendremos que acostumbrarnos a largo plazo”, añadió.

Si la pandemia no causa otra suspensión, la pelea por el título girará entre tres delanteros. El Bayern con Robert Lewandowski, el Dortmund con Erling Haaland y el Leipzig con Timo Werner. Los tres han sido claves con su pletórico forma goleadora para que sus equipos estén remando en lo más alto.

El alto de dos meses de la Bundesliga se produjo justo cuando Lewandowski, quien lideraba la tabla de goleadores con 25 tantos en igual número de partidos, había sido descartado por una lesión en la espinilla. De vuelta “a plenitud física”, el delantero polaco saldrá a jugar contra el Union Berlín el domingo, adelantó el técnico del Bayern Hansi Flick.

Con nueve partidos por disputar, el Dortmund marcha cuatro puntos detrás del Bayern y pasaba por un excelente momento al darse la paralización, pero vuelve con varios jugadores en el dique seco. Emre Can y Axel Witsel se perderán la cita ante Schalke, lo que debilita su zona de contención en el mediocampo y abre interrogantes sobre cómo se suplirán balones a Haaland y Jadon Sancho en el ataque.

Leipzig se ubica un punto detrás del Dortmund, situado tercero. Gracias a la inversión de la compañía de bebidas energizantes Red Bull, un equipo que apenas nació en 2009 es un aspirante al título, pero se ha ganado el desprecio de muchos aficionados alemanes por la “nueva fortuna” que ha propulsado al club de la zona oriental del país.

Werner contabiliza 21 goles en 25 partidos, pero había estado apagado en febrero y marzo. Su Leipzig se topa el sábado con Freiburgo.

Candidato sorpresa

Incluso antes que la pandemia alterase la temporada, el Borussia Mönchengladbach estaba teniendo una temporada inolvidable e incluso estuvo al frente de la tabla durante buena parte del otoño y ahora mismo se mantiene seis puntos detrás del Bayern, como cuarto. La ilusión de ganar el cetro de la Bundesliga por primera vez desde 1977 se ha desinflado, pero clasificarse a la próxima Liga de Campeones sería todo un palo para un club con un presupuesto mucho más modesto que los equipos con los que se está codeando.

Al volver a la actividad, el Gladbach del técnico Marco Rose se las verá el sábado ante el Eintracht Frankfurt.

Bayer Leverkusen buscará amargar al Gladbach y llevarse la cuarta y última plaza para la Champions. Ganarle el lunes al Werder Bremen el lunes será crucial para que el Leverkusen tome impulso.

RECUADRO

Cinco cambios

La Bundesliga aprobó este jueves la posibilidad de que los equipos puedan realizar cinco cambios por partido, en lugar de tres, en las últimas nueve jornadas que restan para terminar la presente temporada,  tras el visto bueno que previamente habían dado la FIFA y el International Boerd, por la excepcional situación generada por la crisis del coronavirus.

La modificación se hizo después de tener en cuenta las advertencias de médicos deportivos de que las lesiones y el desgaste pueden aumentar en vista de la larga interrupción de los entrenamientos en grupo que atravesaron los equipos por la pandemia del covid-19. No obstante, los cambios deben ser en un máximo de tres tandas.

La decisión se tomó en una asamblea virtual en la que se reiteró el propósito de terminar la temporada a finales de junio o, si por alguna eventualidad esto no es posible, en julio.

No se adoptó decisión alguna acerca de lo que ocurrirá con el descenso y la clasificación a las competiciones europeas si la temporada no puede concluirse.