Larry Devoe aseguró que sanciones de EEUU a Venezuela privan a la población de los servicios básicos

El secretario ejecutivo del Consejo Nacional de los Derechos Humanos, Larry Devoe, aseveró que las medidas coercitivas y unilaterales aplicadas de forma sistemática por el gobierno de Estados Unidos contra Venezuela tienen como fin privar a la población de los medios básicos de subsistencia.

En entrevista para la agencia Xinhua, el secretario dijo que “no solo vulneran la Carta de las Naciones Unidas y el marco jurídico internacional, sino que generan un impacto adverso en el goce de los derechos humanos, tanto civiles como económicos, sociales y culturales, que se acentúa en el contexto de expansión global del covid-19”.

Agrego que están aplicando fórmulas de “asfixia económica”, y que esto impide que el país cuente con recursos para cubrir las necesidades básicas de la población, ademas de negarle al pueblo el acceso a las medicinas, alimentos y servicios públicos de calidad. “Son, sin duda, un crimen de lesa humanidad”, afirmó Devoe.

Asimismo, expresó que esta situación trae como consecuencia que Venezuela no pueda comercializar en el mercado internacional su petróleo, que es la fuente de donde depende la mayoría de sus ingresos, “pero también se persiguen otras operaciones de bienes”.

“Al día de hoy, cualquier persona que haga una operación comercial con Venezuela, que le venda un bien a Venezuela, que le provea algún servicio a Venezuela, está sujeta a las llamadas sanciones por parte del Gobierno de Estados Unidos”, denunció.

Por su parte, agregó que funcionarios estadounidenses se han encargado de presionar a proveedores internacionales, entre ellos los que venden gasolina para que no hagan negocios con Venezuela.

Por último, aseguró que cualquier empresa que realice una operación con Venezuela pude verse afectada con sanciones por parte de los Estados Unidos.
CONTENIDO PROMOCIONADOMgid