Familiares claman celeridad y justicia en el caso de Yoandri

Desde el sector Riveras del Orinoco de la Parroquia Agua Salada, otra familia clama por justicia, se trata de familiares del joven pastor Yoandri Astudillo, quien pereció a mano de vecinos, lo lincharon movidos por el odio y la mentira, infundados por una habitante del sector de nombre Militza Pietro, quien  aseguraba que Astudillo la habría violentado sexualmente.

Este hecho tuvo lugar hace varios días, por las incongruencias en las declaraciones los sabuesos del Eje de investigaciones de Homicidios del estado Bolívar, iniciaron las investigaciones; se conoció que en el hecho otras tres personas que habían agitado la masa enardecida con objetos contundentes y  golpes le provocaron la muerte a Astudillo, se trata de Chauran Oswel, Fuenmayor Eduar y Fuenmayor Edgarbis, estos dos últimos hijos de Militza Pietro.

Los funcionarios mediante pesquisas que realizaron, determinaron que la ciudadana Pietro Militza simuló haber sido abusada sexualmente por la víctima, siendo los aprehendidos los primero en tomar la justicia por sus manos, ocasionándole lesiones con objetos contundentes y arma blanca al citado, el cual murió en el sitio, no obstante, a través del exámen médico legal realizado en el Senamecf a la mujer, dejo en evidencia que lo señalado por esta, era falso, siendo tramitada Orden de aprehensión por necesidad y urgencia ante el Juzgado Primero de control del primer circuito Judicial del Estado Bolívar, para la mujer.

Actualmente familiares de Astudillo claman que “recaiga el peso de la ley en los verdaderos culpables, que se están valiendo de patrañas nuevamente para viciar el  proceso”,  indicaron con respecto al procedimiento que ya se encuentra abierto a Militza Pietro, sus hijos: Fuenmayor Eduar, Fuenmayor Edgarbis y Chauran Oswel; estos puesto a la orden de la Fiscalía.  Aseguran que Astudillo era de religión cristiana y hombre muy trabajador y noble. “No merece que su muerte quede impune”. Redacción EA.