Flexibilización del sector comercio no priorizado es un oxigeno empresarial

Puerto Ordaz-. La flexibilización de los horarios para el sector comercial no prioritario, ha sido un oxígeno para empresarios, comerciantes e industriales, que ha permanecido durante 90 días cerrados, quienes han tenido que costear  impuestos, estando cerrados, pagar alquiler y nóminas, gastos que han descapitalizado y le han quitado capacidad de compra.

En este sentido, el Primer vicepresidente  de  Fedecámaras Bolívar, Austerio Gonzáles, explicó que estos días de flexibilización es para educarnos, la fuerza laboral se incorpora en un 50% a sus jornadas de trabajo, es decir cada empresario debe activar la mitad de sus empleados, en esta nueva forma de comercializar, tomar en cuenta todos los factores de salud para garantizar la higiene para evitar el contagio de covid-19.

Nuevo respiro 7×7

“Es importante destacar que esta flexibilización que inicio con un 5X10, y ahora un 7×7, les da un oxígeno para cumplir con sus obligaciones y tener la capacidad de reponer mercancía, esperamos que este nuevo esquema de flexibilización continúe evolucionando el hecho de reanimar la actividad económica del sector productivo”, dijo Gonzáles.

Acotó, el representante de Fedecámaras Bolívar, hay mayor movilidad, debido a la flexibilización, porque tenemos abiertos más del 50% del comercio no priorizado, quienes han hecho un esfuerzo para cumplir con las medidas de prevención ante una pandemia que acecha al mundo, para proteger a sus empleados y por su puesto a la clientela, así como al empresario.

“Sin perder el norte de las decisiones que toma el comerciante, el empresario, el industrial en esta flexibilización de su reingreso a la actividad productiva, que va en torno al cuidado de la salud, apegados al protocolo de salud, exigir el uso de mascarilla, desinfectarnos las manos, no permitir la entrada de clientes sin tapaboca, y en los rubros donde es necesario llegar con guantes, brindar el uso de los mismos a sus empleados”, destacó el empresario.

González, expresó que indudablemente los rubros que no son prioritarios, hoy tienen alivio, debido que cada vez se torna un poco menos complejo el hecho de permanecer cerrados, aunque aun no se han activado algunos rubros, como el expendio de bebidas alcohólicas, que en el caso del municipio Caroní, son más de 300 comercios como licorerías, bodegones

“es un oxígeno para seguir aguantando la pela, es algo, lo que el comerciante quiere es mantener su empresa y seguir pagando a sus empleados, aunque estamos a un horario muy reducido, pero creemos que este es un buen momento y producir para  permanecer en la batalla de la producción y salir adelante”, aseguró Austerio Gonzáles.

CNP 24375.