Hijo de Maduro asistió a reunión del ZODI

Militares venezolanos demostraron su descontentos al ver como el hijo de Nicolás Maduro asistió a una reunión a la cual en otros tiempos para poder ser participe tenías que pertenecer a los cuerpos de seguridad del país o ser experto en una materia en la cual se fuese a discutir en la reunión

Nicolasito, como llaman al único hijo varón de Nicolás Maduro Moros, participó en una reunión que la Zona Operativa de Defensa Integral de Carabobo realizó hace poco y de la que no se supo demasiado, al menos en las redes sociales.

En ella estuvo presente el mayor general Juan Duboulay Perozo, comandante de la Región Estratégica de Defensa Integral Nro. 4; el gobernador del estado Carabobo, Rafael Lacava; el general de División José A. Murga, comandante de la Zona Operativa de Defensa Integral N°45 Carabobo; José Ávila, secretario de Seguridad Ciudadana; la Redi Central, además de directivos de Petróleos de Venezuela y dirigentes del Partido Socialista Unido de Venezuela.

La reunión, que tuvo como finalidad analizar el surtido de combustible, no tuvo una muy buena reacción entre los miembros de la Fuerza Armada. Esto especialmente porque el hijo de Maduro aparece en el asiento central de la reunión, según indicó la periodista Sebastiana Barráez para Infobae.

Para los militares la formalidad sigue siendo muy importante, es por ello que consideran que el hijo de Maduro no tiene méritos para participar en una reunión de tal índole.

“¿Qué méritos tiene Nicolasito para dirigir una reunión militar? ¿Cuáles son los conocimientos qué tiene? Simplemente lo dejan hacer eso porque este joven va con un discurso político desgastado y desorientado. El detalle está en que él es uno de lo que nombra los cargos de interés económico, por ello es la adulación que le hacen y permiten. Confieso que me da dolor como militar ver esa fotografía; lamentablemente hemos llegado a tocar fondo”, manifestó un teniente coronel que pidió no mencionar su nombre.

Nicolás Maduro Guerra, único hijo varón del jefe del régimen venezolano, al parecer no tiene buena reputación entre los militares.

“Una profunda molestia, por no decir otra palabra, es lo que me causa ver a esos compañeros oficiales reunidos con ese muchacho, que está lejos de significar algún buen ejemplo para los soldados de la Fuerza Armada. No quiero descalificarlo porque no sepa hablar, no. Él no tuvo esa necesaria formación de familia, no estudió y después le fabricaron un título. Los dueños de una empresa por departamentos distribuida en todo el país, le llevaba damas de compañía para hacerle fiestas y luego conseguir contratos entre otros empresarios”, confesó un oficial.

“Cuando vi esa foto te confieso que lo que me provocó fue pedir la baja yo también”, agregó un comandante de la Aviación Militar en Carabobo.

El general retirado Juan Antonio Herrera Betancourt explicó que cuando se invita a un civil a una reunión militar es porque está calificado como un especialista sobre algún tema en el que se esté trabajando.

“La lamentable reunión muestra a un grupo de militares atentos a las indicaciones de una persona que carece de capacidad profesional o conocimientos relacionados con la misión de la institución militar. Eso lo que demuestra es la pérdida del valor de la jerarquía y el sentimiento del verdadero profesional militar, de aquel que tiene una carrera con verdaderos méritos, para tener como guía a una persona cuya reputación está en entredicho y sus méritos intelectuales y profesionales son desconocidos”, añadió Herrera.